La obra inconclusa de Gaudí

La Sagrada Familia

Visitar Barcelona y no visitarla a ella es como no haber estado en Barcelona. Aunque la ignores, ella está ahí esperado a ser visitada por todo aquél que pisa esta ciudad y esperando también, a ser terminada. Listos para recorrerla?

 

Visité Barcelona a fines de enero del 2022 y aunque no era de las ciudades que más deseaba conocer, sí quería conocerla a ella. Es que la Sagrada Familia es un monumento que te atrapa aunque no seas religioso o te guste visitar iglesias, es un emblema de la arquitectura moderna y una fotografía auténtica de Antoni Gaudí.

 

 

Me alojé en un Hostel cerca de la basílica, así que fue lo primero que hice cuando llegué a la ciudad. Por si les sirve el dato, el Hostel es de la cadena Generator y está muy bien ubicado, sus instalaciones son muy modernas y las habitaciones muy cómodas (yo me alojé en una privada). Llegué caminando, era una tarde de invierno pero había sol y el clima era perfecto. Y perfecta es ella, aunque no esté terminada, aunque veas a un costado las grúas trabajando, hasta eso creo que ya es parte del paisaje. La cantidad de gente que hay a su alrededor también es parte del paisaje, comienzas a darte cuenta que vas a visitar una obra de arquitectura mundialmente conocida y valorada, y te sentiste privilegiado.

 

 

Antes de contarte un poco de ella, te cuento como visitarla. Yo llegué sola hasta ahí y compré el ingreso en unos puestos que están enfrente. La entrada con la audioguía se vende por 30 euros. Sin dudas hay que recorrerla con la audioguía para entender su construcción y su historia, porque recuerda que Gaudí no dejaba nada librado al azar. Y por cierto si quieres conocer más acerca de él aquí te dejamos el enlace donde te contamos un poco de este arquitecto fanático de la perfección y los detalles. Pero volviendo a la visita de la Sagrada Familia, otra forma de visitarla es contratar una excursión con la entrada. Hay muchas opciones así que te dejamos el enlace para verlas y poder decidir.

 

 

Entrar a esta iglesia es como entrar a una iglesia del futuro. Nada se le parece a las que había visitado antes en Europa, esos templos de grandes dimensiones, que parecen no tener fin, y que cada columna parece estar hecha de millas de toneladas de cemento y piedra. Ésta da la sensación de ser más pequeña pero no por eso menos impresionante. Todo es armónico entre columnas, vitraux, altar, imágenes. Todo tan cuidado y tan pensado que tienes que escuchar varias veces el audio guía para entender por qué fue diseñado así. Es que de verdad era fanático de los detalles y de dar una solución innovadora a todos los problemas estructurales.Nada está librado al azar, todo está pensado y escrito en sus planos o maquetas al detalle, y fue gracias a eso que podemos seguir su construcción.

 

 

La basílica posee tres fachadas en cada una de las tres puntas que tiene la cruz de la planta. Estas fachadas representan tres momentos claves en la vida de Jesús: su nacimiento, su pasión, muerte y resurrección, y su gloria. Cada fachada es una puerta de acceso a la basílica y cada una tiene su diseño específico.

Su amor por la naturaleza lo ve por ejemplo en sus columnas y su similitud con las ramas de los árboles. El ingreso de la luz natural y qué luz da a cada espacio de la iglesia no es libre al azar. Gaudí pensó qué color tenía que alumbrar cada escena, es así que por ejemplo en la fachada de la Pasión el juego que el claroscuro produce por el reflejo del sol poniente hace aumentar su carácter rudo y duro.

 

 

Gaudí dedicó 43 años a esta obra, tenía 31 años cuando tomó el proyecto ya comenzó por otro arquitecto, por lo cual toda su carrera profesional se ve reflejada en ella. Y si bien se caracteriza por ser el “edificio sin terminar”, Antoni dejó todo plasmado en dibujos y maquetas para que puedan continuar su obra. Pero créeme que adentro no notarás que está sin terminar, y también créeme si te digo que debes visitarla. Y admirar cada detalle que tiene, sus puertas con sus grabados, los vitrales tan estudiados y su techo que parece no tener fin. Todo es un deleite a la vista y una obra maestra a de la arquitectura.

Tal vez en 2026 podamos visitarla y decir que está terminada, por lo menos eso se proyecta. Pero por ahora sigamos admirándola así, que no le falta ni le sobra nada, porque es simplemente una belleza.

 

Otros Artículos

Casa Mila (La Pedrera)

Park Güell

Quién fue Antoni Gaudí?